Personal asalariado o colaboradores autónomos, ¿qué conviene más a mi startup?

autonomo-o-asalariado

Nuestra startup está en crecimiento. Necesitamos concentrar nuestros esfuerzos hacia otras necesidades. Ha llegado el momento de incorporar al proyecto empresarial a personas que vayan a ejecutar una parte del trabajo y los primeros números van al coste social de la contratación. Ese es el momento exacto para valorar qué es más adecuado, en función de la duración del proyecto, de las responsabilidades a asumir por cada una de las partes y del dinero disponible.

Startup en crecimiento | contratación VS colaborador autónomo

Las opciones se concentran en dos posibilidades: bien subcontratar los servicios con otro autónomo o sociedad, o bien incorporar empleados. Analicemos los diferentes factores que entran en juego para tomar esta decisión:

1. El tiempo de duración del proyecto

Es importante este concepto porque va a abrir mayores posibilidades de contratación, ya sea de tipo laboral o mercantil. En el caso de los proyectos concebidos a medio y largo plazo, actualmente resulta interesante (aunque pueda parecer arriesgado) la contratación indefinida. La razón principal se encuentra en las importantes bonificaciones en el ámbito de la Seguridad Social que abaratan costes en comparación con la contratación mercantil con un trabajador autónomo.

startup-en-crecimiento-madrid

2. La responsabilidad de cada una de las partes

Del trabajo de un empleado responde su empresario, pero en el caso de contratar a un autónomo puede alterarse esa responsabilidad para que recaiga en la persona contratada (aquí es importante redactar adecuadamente el contrato en cuestión). Hay que pensar en ello desde la especialización del trabajo, del trabajador o del autónomo contratado, máxime si es una tarea desconocida para quien contrata y está limitado para controlar su correcta ejecución hasta alcanzar el resultado propuesto.

3. Los recursos disponibles

Puede parecer una obviedad, pero a veces no resulta sencillo hacer una proyección del flujo entre ingresos y gastos. Cabe siempre la posibilidad de hacer depender de ciertos objetivo o resultados el salario o el precio del servicio del trabajador autónomo; en este sentido es importante guardar cuidado, no solo ya con los tiempos y cantidades económicas que manejamos, sino también con los costes añadidos como los impuestos y cuotas de la Seguridad Social. Dependiendo del concepto y cantidades variables a futuro que se vayan a ofrecer, será interesante una u otra forma de contratación.

El emprendimiento requiere a menudo la toma de decisiones difíciles, especialmente en el caso de una startup en crecimiento. En esos momentos clave para el desarrollo adecuado de un proyecto, siempre es conveniente contar con el asesoramiento legal de profesionales expertos en la materia.

¡Comparte! Quizá a los tuyos le interesaShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *